Grupo Alianza Empresarial

PITAGORAS . MASONERIA


Santiago Richter
Reimpreso de El Francmasón Israelí

No es fácil escribir sobre Pitágoras, una de las personalidades más importantes en la historia de la Humanidad, de la ciencia y de la filosofía. El fundador de la sociedad iniciática que se llamó lógicamente "Pitagórica". Un hombre cuyas aserciones y conclusiones han sido la base o han tenido una influencia muy importante en las Matemáticas, la Geometría, la Medicina y la Francmasonería. En el marco de este artículo trataré de dar a conocer al hombre y al científico, relatar su biografía, describir su obra y relacionar entre sus descubrimientos y postulaciones, principios matemáticos y geométricos y nuestro ritual y filosofía masónicos.

Pitagoras, Una Breve Biografía

Nacido en la isla griega de Samos, alrededor del año 582 AD. Su muerte se ubica alrededor del año 507 AD a la edad 75 años, después de haber escapado la destrucción de la comunidad iniciática que formó en Crotona, al sur de Italia. No se sabe si en la destrucción de la comunidad pereció Pitagoras, pero hay constancia de que salvó a uno de sus discipulos, Filolao, quien se hizo dueño de una gran parte de la documentación de la comunidad en la que estaba contenida la doctrina. La viuda de Filolao vendió a Platón aquella documentación en una suma elevada de dracmas. Así, entre paréntesis, prácticamente se inició la vida filosófica de Platón, uno de los herederos filosóficos de Pitágoras. Pitágoras, hijo de un mercader fenicio establecido en Samos, estudió con Perecidas, Anaximander y probablemente con Tales, quien le aconsejó ampliar sus estudios y conocimiento en Egipto. Posteriormente volvió a Grecia y de allí a Fenicia, donde fue introducido por primera vez a los misterios de la mística, estudiando durante 3 años en Sidón, Tiro y Babilonia. Se embarcó en dirección a Egipto haciendo escala en Haifa y visitando templos en el Monte Carmel. Estudió 22 años en Egipto, permaneció 13 años en Babilonia, al caer cautivo en su viaje de regreso a Samos. Llegando a su ciudad natal, se encontró con la dictadura de Polycrates, quien le impidió continuar sus estudios. Viajó a la cuidad de Crotona en el sur de Italia donde fundó una comunidad iniciática dedicada al estudio de la filosofía, matemáticas, y las ciencias de la naturaleza, comunidad que llegó a tener 300 miembros. Allí escuchaban sus mensajes tanto hombres como mujeres, a pesar que en aquella época les estaba prohibida a las mujeres participar en reuniones públicas. Esta comunidad iniciática era tambien una sociedad en que todo pertenecía a todos, se pregonaba una vida simple, modesta, sin metas pomposas, con paciencia y tolerancia. Todos los miembros se comprometían a respetar al maestro, hacerlo partícipe y a su nombre cada descubrimiento o conclusion científica y juraban mantener las nuevas ideas en absoluto secreto, respecto a quienes no pertenecían a la comunidad. Aparentemente por esa razón el traspaso de la información era oral, a consecuencia de lo cual es muy poco el material escrito que existe del Maestro de Samos y de los pitagóricos. Los biógrafos de este ilustre iniciado nos relatan que toda su enseñanza se realizaba en forma oral y aparte de algunos dibujos relacionados con la geometría, en este caso particular, su maravilloso teorema, no ha quedado del maestro nada escrito para la posteridad. A pesar de este ritual de secretos el movimiento pitagórico atrajo a muchos personajes ilustres, entre los más famosos se puede nombrar a Sócrates, Filolao, Hipócrates, Platón y Aristóteles. El movimiento pitagórico progresó, se propagó e influyó en todos los campos de la sociedad de aquella época. No es más que natural entonces que en un momento determinado, aquellos informes morales, religiosos e incluso políticos despertaran oposición en ciertos núcleos de la oligarquía de Crotona, por temor a perder su poder. El resultado de esta oposición llegó a una franca enemistad, entre otros con Cylón, un rico y respetado ciudadano de Crotona, quien no fué admitido en la comunidad, terminando en el aniquilamiento de la comunidad Pitagórica con la muerte de algunos y la huida de otros de sus miembros.

Pitagóras el Científico y el Filósofo

El Maestro de Samos descubrió por intermedio de la observación y el análisis que la altura del sonido depende del largo de la cuerda en vibración. Un sencillo experimento le reveló de pronto el reino maravilloso de una ley, en un terreno impenetrable hasta entonces para la comprensión científica. Los intervalos de los sonidos que hasta entonces sólo el fino y adiestrado oído del músico podía distinguir con acierto, se hallaban ahora referidos a relaciones numéricas, claras y precisas. Cuán lógico era entonces considerar como el núcleo central y la esencia de las cosas al número, expresión de la ley rápidamente advertida que rige todo el sistema de la naturaleza, el cosmos, cuya belleza y orden se mantienen por una relación numérica. La teoría que "todas las cosas son números" pertenece muy probablemente a Pitágoras, y significa que todo puede ser explicado comprendido y expresado a través de números, o por la inter-relación entre números enteros. Esta teoría se originó en las observaciones musicales ya dichas, que los intervalos básicos en la música se expresan por la relación entre números 1, 2, 3, 4. Otro desarrollo de esta teoría es la tesis que propusieron los pitagóricos para expresar los "Opuestos", que es decir: limitado / ilimitado, par / impar, único / múltiple, derecho / izquierdo, masculino / femenino, estático / móvil, derecho / torcido, luz / oscuridad, bueno / malo, y finalmente cuadrado / rectangulár. Los pitagóricos consideraban al número 10 como perfecto por ser el resultado de la suma de 1+2+3+4. El uno o la Mónada primordial que contiene el Todo, más el 2 que representa la linea y el resultado de la división del 1, más el 3 que representa la superficie y/o el triángulo, más el 4 que representa la justicia y el cuadrado. En otras palabras, la Mónada Primordial que es el Todo, el Binario Creador que surge de una "necesidad cósmica", la ley Ternaria de la Perfección que nace de la conjunción de las dos anteriores; el Cuaternario que delimita las funciones de la Energía y la Materia; el Pentágono, centro neurálgico del Universo que se simboliza en el Hombre. El famoso teorema de Pitágoras dice: "En un triángulo rectángulo, el cuadrado construido sobre la hipotenusa es igual a la suma de los cuadrados construidos sobre los catetos". Estas palabras reflejan la escencia de la geometría, el orden y, por que no, la belleza. Pitágoras tenía grabado en su mente el axioma de la antigua sabiduría, que decía: "Dios geometriza", y bajo este fundamento, construyó su filosofía, pues, si la Creación se presenta en perfectas lineas geométricas, dentro de ellas debe ocultarse el misterio del Cosmos y de la propia Vida. El Cosmos está formado por partes relacionadas una a otra en forma armoniosa formando un "complejo ordenado". Enseñó una manera de vivir. Enseñó la creencia en la re-encarnación, impulsando en cierta medida la creencia en la inmortalidad. Pitágoras fué el primero en hablar de "Filosofía" como un sinónimo de amor y a través de él, la obtención de la sabiduría. A través de la filosofía el alma puede llegar a un estado de "Entonación", volviendo nuevamente a los tonos y a los números.

Pitágoras y la Francmasonería

La filosofía pitagórica influye en los diferentes grados del trabajo masónico, pero obviamente en este trazado sólo me referiré al Primer Grado Simbólico de la construcción arquitectónica de nuestro Templo Inmaterial. Desde el mismo momento de nuestra Iniciación simbólica se nos enseña que la Logia es la representación del Universo, objetivamente en los Talleres Masónicos, por la reproducción del Templo del Rey Salomón, que era sostenido por Doce columnas, es decir a la hora del meridiano, en la cual el cuerpo no proyecta sombras, pues recibe la luz verticalmente a las Doce en punto. Nuestro Planeta es uno de los principales integrantes del sistema solar. Este conjunto de planetas tiene como punto central el Astro Rey, describe una marcha circular en los espacios interestelares por las constelaciones zodicales o más vulgarmente llamadas "Casas" que son 12. Es así que en algunos Templos Masónicos vemos dibujados los Signos Zodiacales en cada una de sus Doce columnas, con el objeto de representar gráficamente la marcha aparente del sol por los espacios cósmicos. En estas circunstancias, nos es dable conocer dos importantes medidas espaciales dentro de la esfera que circunscribe el sistema solar, la del Doce de los signos zodiacales y la del CINCO correspondiente al Hombre , cuya total interdependencia es evidente. Sin embargo como toda existencia requiere conjuntamente con la medida espacial sus complementarias de temporalidad, debemos obtenerlas del mismo binomio en referencia, y por una simple resta de 12 menos cinco, obtendremos el número 7, que nos indica la condición septenaria del Hombre, y si, por último, sumamos estos tres guarismos nos resulta el 24, o sea el día solar, que, iniciáticamente, es el signo de temporalidad que relaciona al macrocosmo con el microcosmo. En consecuencia, hemos obtenido los ritmos de 5 y 7 correspondientes al Hombre y el 12 y el 24 que lo relacionan con los movimientos del sistema solar. Si el número 12 lo reducimos a dígitos es decir, sumamos el 1 y el 2, el resultado será 3, o sea el correspondiente para el Aprendiz, siguiendo números más altos para el Comañero y el Maestro. Entre los Pitagóricos había, tres categorías: la de los acusmáticos, los recién iniciados (oyentes); en seguida los Matemáticos y finalmente los que tenían el tercer grado en que eran recién considerados como miembros de la comunidad y acceso a la comida litúrgica. La primera enseñanza que recibimos en la Francmasonería Universal se refiere a la perfecta ejecución de la Marcha ritual y el ceremonial del saludo de las tres grandes Luces de la Logia, condición sin la cual no es posible incorporarse a los Trabajos de un Templo Masónico. Al terminar la Marcha el Iniciado queda frente a frente con el sitial del Venerable Maestro, que muestra una Escuadra de brazos iguales. No obstante, la joya que porta en sus paramentos es una Escuadra de una relación de 3 a 4, como es la posición de los pies en la Marcha del Aprendiz y los catetos del Triángulo del Teorema de Pitágoras. En ese momento, el Iniciado saluda al Venerable Maestro completando, con dicho acto, la cuerda de la hipotenusa que enlaza las dos puntas de los pies. Por su parte el Venerable Maestro contesta el saludo desde su sitial, describiendo una segunda hipotenusa desde su propia escuadra. Construye de esta forma una Antinomia con el triángulo realizado por los movimientos del Iniciado, dando como resultado el que dos hipotenusas toman posición paralela, en Oriente y Occidente, formando los lados del cubo. Al saludar a los Vigilantes, el Iniciado completa las aristas del lado del Norte, que une las dos hipotenusas. Por su parte, el Segundo Vigilante, al contestar el saludo describe dos lineas de unión del lado Sur de las hipotenusas, cerrando de este modo, los cuadrados inferior y superior, pues al señalar su joya completa las aristas verticales y deja formado el CUBO PERFECTO. De esta manera, en forma casi imperceptible, se construyen los cuadrados y el cubo con los simples movimientos rituales que se ejecutan en el espacio, dando cumplimiento, así la sentencia Hermética que dice:- "así como es Abajo es Arriba y así como es Arriba es Abajo"- Cateto significa en griego lo siguiente: Línea Vertical, Perpendicular, Plomada, tirar de Arriba abajo" que en buen romance, ha sido la labor que han ejecutado los Vigilantes al saludar al Hermano que ingresa a la Logia. ¿Qué significa para nosotros el triángulo? En la Francmasonería el término triángulo es, por antonomasia, el área de los tres puntos de la Perfección Masónica estatuidos en nuestras doctrinas y que está simbolizado en todas nuestras reuniones por las Tres Luces del Taller. Volviendo al teorema de Pitágoras, el cuadrado construido sobre la hipotenusa puede considerarse como el punto céntrico del Templo del Universo que, al mismo tiempo, es el de la Logia y del Iniciado Francmasón, por lo cual debemos estimar que cada uno de sus lados representa las purificaciones de la Iniciación, a saber: en el Occidente la Tierra, al Norte, el Fuego, al Oriente el Agua y al Sur, el Aire. Creo que apenas he hecho una especie de bosquejo, pero espero que por lo menos nos llame al estudio de una tradición que nosotros, como Masones, no podemos dejar de lado. La Masonería tiene un fundamento Pitagórico. Cuando el Venerable Maestro le dice al Recipiendario "Aprended por la regularidad del compás a dirigir nuestros pasos" le está transmitiendo una enseñanza Pitagórica. Es indudable que estos conocimientos, no solucionarán ningún problema de caracter del "diario vivir"; pero no podemos negar que nos potenciará como verdaderos iniciados Francmasones, capaces de comprender íntegramente los misterios que encierra la vida humana, y como consecuencia lógica, florecerán en nosotros las más excelsas virtudes y las más exquisitas bondades.

Bibliografía

Theodor Gomperz, "Pensadores Griegos" Libro I.
Enciclopedia Collier´s.
Enciclopedia Hebrea.
Revista Masónica de Chile.

OTROS TEMAS