Escribir es todo un arte

La escritura es considerada como medio de comunicación sólo si existe la representación de un enunciado, por ello el arte rupestre como los dibujos y pinturas no son consideradas como escritura, la escritura formal apareció en el año 3500 a.C. en Mesopotamia a través de la impresión de caracteres en tablillas de arcilla, logrando transmitir un mensaje que perdurara a través del tiempo.

Las tablillas de arcillas fueron el primer recurso para imprimir los caracteres de la escritura, seguido del papiro que se extraía a partir de una planta acuática y que era procesada para fabricar el material de escritura; posterior a ello surgió el amate que se elaboraba usando la corteza interior de un árbol; después se uso el pergamino que se fabricaba a partir de la preparación de las pieles de ovejas y cabras; y actualmente el papel es el recurso más utilizado para imprimir la escritura. Por otro lado los instrumentos de inscripción más conocidos son la pluma, el bolígrafo, la tiza, el gis y el lápiz.

Con respecto a los tipos de escritura, existe la ideogramática, la alfabética, la jeroglífica y la silábica. La ideogramática es la escritura que representa ideas abstractas relacionadas a un objeto en concreto; la escritura alfabética es la que hace uso de letras de un idioma en un orden específico; la jeroglífica es una escritura basada en figuras o símbolos para representar el significado de las palabras; por último la silábica tiene a fin representar un conjunto de fonemas.

ESCRIBIR ES TODO UN ARTE

También les comentamos que hay un interesante artículo al respecto en:

MUY INTERESANTE AÑO XXVIII No. 05
ARTÍCULO. Escritura. p. 28