Tecnologías de información en la educación

La educación en el siglo XXI ha sufrido cambios importantes con la incorporación de las tecnologías de información y comunicación, lo cual genera una nueva forma de visualizar el aprendizaje y el conocimiento. La educación como medio de adquisición del conocimiento sigue siendo el punto de partida para fomentar el desarrollo, estandarizar lenguajes para la convivencia social y es el medio para el progreso de la humanidad. Pero cuando se habla de “tecnología” en la educación la perspectiva cambia y los roles de los actores también requieren nuevas posturas.

Actualmente la educación aún no ha logrado ver mejora en el desempeño de los alumnos, esto como resultado de estudios que han arrojado que con o sin tecnología en el salón de clase aún no se logra mejorar el proceso enseñanza-aprendizaje. El reto para este nuevo proceso de digitalización del conocimiento es que la educación sea una fuente de formación y desarrollo de mentes e identidades y no solo la transmisión de conocimientos. Por ello con la incorporación de la tecnología en la educación se busca que los jóvenes se conviertan en una materia prima que dé respuesta a las nuevas exigencias sociales.

Ahora bien, el problema no es que la tecnología esté presente en las aulas, el problema es que este bien enfocada a la obtención de resultados, es decir, el correcto asesoramiento y utilización de los medios tecnológicos  debe ser crucial para la buena obtención de resultados, “la tecnología es un medio no un fin de la educación”. El reto esta principalmente en los docentes, ya que ahora deben tener la capacidad de orientar acertadamente el uso de la tecnología, entiéndase esto, como la capacidad de utilizar correctamente desde una calculadora, la televisión o cualquier software que apoye el proceso enseñanza-aprendizaje.

Cabe mencionar que la tecnología no solo consiste en una computadora y un software. La tecnología puede ser entendida como cualquier medio digital que provea de información al estudiante (televisión, radio, teléfonos inteligentes, internet, películas, entre otros) o facilite las tareas educativas. Con base a esto el reto es que se genere una verdadera “revolución educativa” en la que se integre correctamente y por completo la tecnología en todos los programas educativos, teniendo como meta permanente impactar más creativamente las mentes de los aprendices.

Tecnologías de información en la educación.

También les comentamos que hay un interesante artículo al respecto en:

MUY INTERESANTE. Año XXVIII No. 4
ARTÍCULO. Tecnologías en la educación. Aulas del futuro. Parte I. Maquinas pensantes. p. 82